Se puede hacer una carpa en prácticamente cualquier sitio. Si podés, acampá al aire libre con una carpa de verdad.

También podés acampar en casa usando la imaginación. Podés colocar una mesa pequeña en el lugar donde irá la carpa y poner una vieja sábana sobre la mesa.

Asegurate de tener un depósito de emergencia con:

  • Una linterna
  • Unos juegos o juguetes
  • Unos almohadones
  • Algo para comer
  • Y cualquier cosa más que sea necesaria

¡La hora de los monstruos!

Imaginá que afuera hay un monstruo para que sea más divertido. Te podés turnar con tus hijos a la hora de ser el monstruo. Sacá la cabeza de la carpa cuando creas que el monstruo se ha ido. Hacete amigo del monstruo y ofrecele comida.